A+ A A-
  • Publicado en Opinión

Sobre cómo hacer para que los aeropuertos apesten

Al lector joven le sorprenderá aprender que hubo una época—no muy lejana—en la cual viajar en avión era un placer. El servicio era consecuente: un pequeño ejército de aeromozas sonrientes facturaba las maletas rápidamente, las filas para embarcar eran cortas y el desprecio hacia pasajero en clase turista (convertido en filosofía de las low cost actuales, dadas a restregarte en la cara lo miserable y pobre que eres por no preferir la clase superior), era impensable. Recuerdo haber viajado solo, de niño, y fue una de las experiencias más agradables de mi joven existencia. Tuve una aeromoza dedicada exclusivamente a la atención de todas mis necesidades y a consentirme durante todo el vuelo. Después de visitar la cabina y observar maravillado el parpadeo de las luces relucientes y el cielo oscuro e infinito desplegado como un lienzo más allá del vidrio, aterricé enamorado, con un pin de plástico en forma de alas clavado orgullosamente en mi pecho.

Leer más ...

Big Brother: vivito y coleando

Cuando George Orwell escribió su obra maestra, el mundo era muy diferente al que vivimos hoy en día. ¿O acaso no lo era? Con la amenaza del fascismo en puerta y la pérdida de cuanta privacidad y respeto podía existir por la vida humana el futuro entonces se veía negro y no tan lejano. El estricto control estatal parecía ser la única salida a la amenaza contra el status quo. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Leer más ...

Osama Bin Laden

Para finalizar una entrevista realizada por el periodista estadounidense Peter Bergen a Osama Bin Laden en 1997, este le preguntó que cuáles eran sus planes para el futuro. Sin inmutarse, Osama le respondió "Dios mediante, pronto los podrás ver y oír en los medios de comunicación". Cuatro años más tarde, el 11 de septiembre del 2001, cumplió lo prometido.

Leer más ...
  • Publicado en Opinión

9-11: dos años después

El 10 de septiembre del año 2001, vivíamos en un mundo que no volverá a ser. Teníamos otras guerras, conflictos y preocupaciones, pero vistas hoy, ellas no son más que asteriscos históricos. La mañana del día siguiente, el futuro que prometía el nuevo siglo acompañado por el sueño de unión que muchos pensaron que podía hacerse realidad, desapareció. Dos años después, no existe ninguna duda de que no volverá en mucho tiempo, si es que alguna vez lo hace. Bienvenido al siglo XXI.

Leer más ...

El imperio y la inevitabilidad de la guerra

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre los estadounidenses se han empezado a preguntar por qué son odiados por otros países, sin comprender que su pais sufre de las mismas ventajas y consecuencias que cualquier imperio que haya existido anteriormente. Mientras el drama correspondiente al ver las torres humeando se transmitía por televisión a todo el mundo, el gobierno y la prensa en general desarrollaban teorías acerca de por qué y por quién los Estados Unidos estaban siendo atacados.

Leer más ...
  • Publicado en Historia

Otros 9-11

3 años después de los ataques terroristas que han puesto al mundo de cabeza es mucha la tinta que ha corrido explicando cómo, cuándo y por qué. Pero en realidad lo único que hemos aprendido es que aquel cliché que invita a aprender de los errores del pasado para no repetirlos en futuro nos importa muy poco. O le importa muy poco a algunos que siempre terminan excusándose con otro: la historia se repite a sí misma.

Leer más ...

Nadie es dueño de la verdad*

Actualmente en el mundo están pasando cosas asombrosamente crueles e injustas, y cuando se piden explicaciones al respecto las respuestas siempre comienzan igual: "desde nuestro punto de vista es justo (o necesario) porque...bla bla bla...". Cualquier explicación que requiera comenzar con un "desde nuestro punto de vista", solo significa una cosa: lo que sea que sigue es total y absoluta paja.

Leer más ...

Frédéric Beigbeder: la novela del 9-11

Hace ya casi tres años desde esa tragedia cuya onda expansiva está cambiando nuestra mentalidad, nuestra percepción del mundo y nuestro mundo mismo de forma drástica y brutal. Hablo, por supuesto, del 11 de septiembre de 2001. El nacimiento del siglo XXI no pudo ser más doloroso. Mas el dolor inspira el arte, y el 9-11 ya ha servido de inspiración al cine (el filme de dirección colectiva 11'09''01) y a la música (el álbum The Rising, de Bruce Springsteen). Pero, aunque aquel seísmo ha elevado montañas de papel impreso y cordilleras de libros-testimonio y libros-reportaje, aún no había servido de inspiración a la literatura... hasta ahora. Y, a pesar de que Nueva York debe ser la ciudad del mundo con más escritores residentes por metro cuadrado, la novela del 9-11 tuvo que escribirla un escritor francés que ni siquiera estaba allí.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS