A+ A A-
Caín Le Noir

Caín Le Noir

De despechos y colores

Se acababa de ir abril, y con él una vez más, una ilusión amorosa. No puedo asegurar que marzo y abril sean meses evidentemente relacionados a romances, pero sí estoy seguro de haber leído en infinidad de poemas cosas como "en esa lluvia de abril" o "cuando llenábamos los días de marzo de caricias", lo que automáticamente me hace pensar en que existe alguna relación (posiblemente clandestina) entre estos meses y los momentos más traviesos de cupido.

Ensayo de amor o el suizo que desconozco

Después de un tedioso proceso de llamadas telefónicas, cuadre de horarios y demás quehaceres necesarios a la hora de salir más de dos personas, por fin estábamos celebrando un año más de vida de un amigo, quien tiene por costumbre antojos incalculables en cualquier mujer de seis meses de embarazo. Su último capricho fue un playazo en donde fuéramos como 15 personas en dos carros. Una vez fuera del peñero, pies en tierra y habiendo colonizado una sombrita en el arenal, comenzaron los martirios de cualquier día de playa.

Suscribirse a este canal RSS