Jueves, 17 Octubre 2019
Jueves, 17 Octubre 2019
A+ A A-

El secreto del éxito y la felicidad

El dinero no compra la felicidad, pero te la pone cerquita. El dinero no compra la felicidad, pero te la pone cerquita. (CC BY-SA 2.0) 2005 Tracy O via Flickr
—¡Que sí!  ¡Que la felicidad en este mundo la da el dinero!
—¡Que no, que lo importante es hacer lo que uno quiere!
—¿Y cómo vas a hacer lo que quieres si no tienes dinero?  Ni siquiera podrías tomarte una birra, nada, no podrías hacer nada.
—¡Hombre, pero no seas extremo, yo lo que te digo es que no se necesita ser rico para ser feliz!
—¡Pues claro que sí!  En nuestra sociedad las cosas se consiguen con dinero...  Y si no tienes pasta, no tienes nada.
—Tienes libertad.
—¿Libertad?  ¿Tú crees que los ricos son menos libres que nosotros?  No seas gilipollas...  Ser libre es hacer lo que te da la gana cuando te apetece.  Y eso sólo te pasa si tienes dinero.  ¡Los ricos son mucho más libres que nosotros!
—Pero los ricos tienen que estar currando todo el día.
—¡Es al revés, ingenuo!  ¿Tú has visto alguna vez al dueño de un local trabajando como un perro?  Los que curran de verdad son los empleados.  Mientras más arriba estás, menos trabajas.
—Vale, pero nosotros nacimos sin dinero, y tenemos que acostumbrarnos a eso.
—¡No, tío, allí está el error!  Uno tiene que estar dispuesto a hacer lo que sea para forrarse de dinero... 
—¿Cualquier cosa?
—Lo que sea.
—¿Y si alguien te quiere dar por detrás también lo dejarías?
—Si me paga bien, claro que sí.  ¿Tú no te dejarías dar por detrás si alguien te ofrece diez mil?
—Yo no.
—¿Y cien mil?
—No.
—¿Y un millón?
—(...)
—Dime sinceramente...  Si alguien te ofreciera un millón, ¿no te dejarías?
—Debe doler mucho.
—Te vas al médico para que te acomode el ojete y el dolor se te quita en tres días...  En cambio, con ese dinero vas a vivir como un rey toda la vida.
—Acordándote cada noche de lo que has tenido que hacer para ganarlo.
—Los remordimientos te duran una semana.  Hasta que te compras el coche último modelo y te acuestas con las tías que siempre te habías querido acostar y nunca te habían hecho caso por no tener pasta.
—(...)
—(...)
—De todos modos, eso nunca va a pasar...  No hay nadie que te pague un millón para darte por detrás.
—Desgraciadamente...  Pero siempre hay que intentarlo, estar atento, siempre buscándolo.
Modificado por última vez enViernes, 09 Noviembre 2012 12:22
Armando Luigi Castañeda

http://luigicastaneda.blogspot.com/ http://www.armandoluigi.net Sitio Web: www.facebook.com/armando.luigi

Lo último de Armando Luigi Castañeda