Jueves, 17 Octubre 2019
Jueves, 17 Octubre 2019
A+ A A-
Gonzalo Garrido

Gonzalo Garrido

Gonzalo Garrido (Bilbao, 1963) es escritor y consultor de comunicación. Durante su trayectoria profesional ha vivido en Estrasburgo y Bruselas en distintas etapas de su vida. Desde 2010 mantiene el Blog Literatura Basura, lugar de experimentación como espacio narrativo. Además, promueve el Encuentro Blogs Literarios #EBLS donde se analizan tendencias. Las flores de Baudelaire es su primera novela.

URL del sitio web: http://literaturabasura21.blogspot.com/

"Joseph Anton" de Salman Rushdie

Siempre he tenido debilidad por los diarios y por las memorias. También por las biografías. Y desde hace mucho he pensado que este tipo de literatura está muy bien para acercarse a los autores, a sus vidas, a la forma de encarar su profesión literaria. Eso sí, siempre con prudencia, conocedor de la necesidad de cada persona de ofrecer la mejor cara de sí mismo, de redimirse e, incluso, de vengarse.

Cómo sobrevivir con 36.000 dolares al año

Sobrevivir nunca ha sido fácil. Menos si se trabaja en el mundo literario. Por eso libros como el que hoy presentamos tienen un interés muy concreto. Más si cabe cuando se trata de uno de los autores más reconocidos de toda una generación de lectores que crecimos con Hemingway, Dos Passos, etc. Y, a pesar de que su mujer nunca nos cayó bien, [quizá por influencia de otros escritores malignos], siempre admiramos El Gran Gatsby.

Escribir ficción: tener talento no es suficiente

Todo el mundo sabe que los escritores no necesitan ningún manual de escritura. Es más, no necesitan saber escribir para publicar. Y eso les hace sentir muy seguros de sí mismos, como si esta profesión tan compleja sólo requisiera de una inspiración [a poder ser divina] que le fuera soplando a la oreja.

  • Publicado en Opinión

Estatuas militares

Cada vez estoy más en contra de las estatuas con motivo militar. Ellas no tienen la culpa. Son del todo irresponsables del papel que juegan. Pero no puedo soportar que los mejores sitios de las ciudades, en sus plazas o parques, ocupen el espacio con total impunidad, incluso con esa soberbia que les suele dar la altura del pedestal.

Suscribirse a este canal RSS