Jueves, 05 Diciembre 2019
Jueves, 05 Diciembre 2019
A+ A A-

Tedium Vitae (11)

Las ciruelas de la amargura

Durante una crisis de desempleo, de esas que uno elegantemente llama "between jobs", tropecé con el nombre de un conocido, luego de leerme toda la libreta de teléfonos en busca de alguien a quien pedirle trabajo. El tal Jesús y yo nos habíamos conocido durante mi primera pasantía en cine, que consistió básicamente en pegarle etiquetas a los BetaCams y llevarle café al locutor cada mañana.

El gusto por la carne

Llámese parrilla, barbecue o asadito, el tema de cocinar carne a la intemperie fascina a cualquier hombre. Esa mágica combinación entre carne y fuego logra lo que ni los comerciales de 4X4 han podido: transformarlos en machos dominados por sus más primitivos instintos.

El "monster"

Cuando yo era joven y bella, fui toda una profesional exitosa, al menos durante los pocos años que transcurrieron entre mi graduación universitaria y la coronación de nuestro "Señor Presidente". Fue en un canal de cable donde por la bicoca de US$ 300 mensuales conocí a "El Monster", quien distaba bastante del modelo gerencial que había visto en la universidad a sólo un mes de mi graduación. Ahh, que idealista era en ese entonces...
Suscribirse a este canal RSS