Domingo, 15 Septiembre 2019
Domingo, 15 Septiembre 2019
A+ A A-

¿Es verdad que Jesús nació en navidad?

El que me vuelva a llamar chucho le cae. El que me vuelva a llamar chucho le cae. © Hanan Isachar/CORBIS

Estimado Raúl: Hace tiempo leí que Jesús no nació en Navidad. Que la fecha fue arreglada para que cayera el 25 de diciembre y que en realidad el nacimiento fue como en verano u otoño. Esta información la vi en unos de esos folletos de los testigos de Jehová, y por eso nunca le creí mucho. Pero, hace un par de semanas en el Discovery Channel dijeron que la fecha del nacimiento de Jesús no sólo no era el 25 de diciembre, sino que además tampoco fue hace 2003 años. Sino un par de años más o menos. ¿Cuándo fue la primera navidad? Mari Calcaño, Barcelona, España

Estimada Mari: En esta recién pasada navidad, una tía me preguntó, rosario en mano, como había sido aquella primera navidad en Belén. Ella tiene 93 años, no ve de un ojo (no que del otro vea muy bien) y anda en silla de ruedas. Religiosamente ha ido a misa todos los domingos desde al menos la Primera Guerra Mundial y en su cuarto tiene un nacimiento que está en exhibición los 365 días del año.

Por supuesto que mi respuesta no fue la que te voy a dar a ti.

La respuesta correcta tu pregunta, y a la de mi tía, es que nunca hubo una primera navidad. De hecho, no hubo navidad sino hasta mucho después de la muerte de Jesús. Que la navidad llegase a celebrarse erróneamente el 25 de diciembre fue el producto de un proceso histórico indetenible, en el cual jugaron un papel muchos factores, incluyendo la falta de evidencia documental.

La razón principal de este error es que los Evangelios no mencionan la fecha de su nacimiento. Y había una buena razón para esto. En el mundo antiguo, los cumpleaños de la gente no solo no eran importantes, sino que además eran considerados paganos. Los cumpleaños eran celebrados, como no, desde tiempos antiquísimos. Pero su relación e importancia con respecto al horóscopo y la astrología los convertía en algo de los que los primeros cristianos no querían formar parte. Por esto en ningún libro de la Biblia se menciona el cumpleaños de sus protagonistas judíos o cristianos. Solo los de los no creyentes.

A pesar de esto, la Biblia si aporta datos suficientes para saber con toda seguridad que definitivamente no sucedió en el actual día de navidad. Si viajaras a Belén en este momento, notarías instantáneamente que hay varias cosas que no cuadran con nuestra acostumbrada visión del nacimiento de Jesucristo.

Para empezar muy posiblemente este nevando. Contra toda creencia popular, en esta zona del mundo existe el invierno, durante el cual las temperaturas fácilmente bajan de los cero grados centígrados. Sobre un mapa mundi, Belén está poco más abajo que España en Europa y que Filadelfia en los Estados Unidos, por lo que los pastores no salen a pasear sus ovejas, y si algún niño nace dentro de un establo, lo más seguro es que se convierta en un chupi-chupi en cuestión de segundos.

El solo hecho que hubiese pastores nos indica que el clima era calido o al menos templado, lo cual movería la fecha hasta al menos octubre. Varias teorías y cálculos se hicieron por siglos para determinar la fecha exacta, y en los reinos de Asia menor y Egipto se celebraban independientemente entre enero y mayo desde al menos el siglo dos. Más tarde, en el año 325, el Concilio de Nicea estableció que el mismo tuvo lugar en el solsticio de invierno del hemisferio norte. El día vendría con la asimilación de la fiesta romana llamada Natalis Solis Invicti, que los primeros emperadores romanos habían intentado eliminar sin éxito. Esta celebración era bastante popular entre cristianos y no cristianos, por lo que para al menos desplazar su importancia, aparentemente movieron el día de navidad al día de su celebración, la noche del 24 de diciembre.

En las primeras imágenes de Jesucristo, la influencia del Natalis Solis Invicti es innegable, y se le pintaba con un sol de fondo, que eventualmente se transformaría en el halo brillante que toda figura religiosa que se precia tiene sobre la cabeza.

En cuanto al año, la cosa no es menos complicada, y la culpa es de los apóstoles mismos. De los evangelistas solo Lucas y Mateo se tomaron la molestia de hablar del nacimiento de Cristo. Y sus historias son tan diferentes que da la impresión que nunca se hubieran conocido, cosa que muchos historiadores piensan que fue así.

Por ejemplo, a pesar de que debe haber sido detalle muy difícil de obviar, San Lucas no dice nada de una Estrella de Belén, ni de Reyes Magos. Mateo por su parte no escribió nada acerca de ángeles cantándole a los pastores para que fueran a adorar al recién nacido. Pero es en los detalles históricos donde realmente encontramos problemas. En su evangelio, San Lucas dice que:

2:1 Y aconteció en aquellos días que salió edicto de parte de Augusto César, que toda la tierra fuese empadronada.

2:2 Este empadronamiento primero fue hecho siendo Cirenio gobernador de la Siria.

2:3 E iban todos para ser empadronados, cada uno á su ciudad.

2:4 Y subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, á Judea, á la ciudad de David, que se llama Bethlehem, por cuanto era de la casa y familia de David...

Dejando de lado el hecho que Belén está a más de cien kilómetros de distancia de Nazaret, Lucas nos dice que el Censo fue realizado durante el gobierno de Cirenio y Augusto Cesar. Augusto murió en el año 14 después de Cristo y Cirenio por su parte empezó a gobernar Siria diez años después de la muerte de Herodes que sucedió en el año 4 Antes de Cristo. Lo cual nos deja una ventana de diez años en los que pudo haber nacido Jesús, ya que el primer censo hecho por los romanos en Judea, y al que se refiere Lucas, no sucedió sino hasta el año seis.

Mateo por su parte no dice una cosa muy diferente:

2:1 Y cuando nació Jesús en Belén de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos sabios vinieron del oriente a Jerusalén...

2:13 Y partidos ellos, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños a José, diciendo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te lo diga; porque ha de acontecer, que Herodes buscará al niño para matarlo.

2:14 Y él despertando, tomó al niño y a su madre de noche, y se fue a Egipto;

2:15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes: para que se cumpliese lo que fue dicho por el Señor, por el profeta que dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

2:16 Herodes entonces, viéndose burlado de los sabios, se enojó mucho, y envió, y mató a todos los niños que había en Belén y en todos sus términos, de edad de dos años para abajo, conforme al tiempo que había entendido de los sabios.

Ahora esto es confuso. Según Mateo, Jesús nació cuando Herodes aun estaba con vida, a pesar de que el relato de Lucas indica que ya había muerto. Y también nos dice que Jesús tenía menos de dos años cuando Herodes estaba vivo.

Así que querida Mari, saca tus propias conclusiones. Ahora entiendes el porque la fecha de Jesús ha sido tan difícil de determinar y el porque, la adaptación a una fecha en particular es en realidad irrelevante. Es imposible determinarla, y por lo tanto, cualquiera que se hubiera escogido hubiese muy posiblemente estado equivocada. Por esto a la navidad hay que verla como una tradición basada en lo que se celebra y no cuando se celebra. Si Diós hizo tanto hincapié en dejarnos detalles increíbles sobre sus deseos a través de tanto profetas, no le dio la gana de revelarnos la fecha, quizás tenía sus razones.

Para mayor información aquí te dejo unos links que pueden ayudarte a aclarar dudas, o al menos, ponerlas más en perspectiva. Y para traducir las que están en inglés utiliza este link. Las traducciones son pésimas, pero al menos están en español. (http://www.google.com/language_tools?hl=es)

1. The Census of Quirinius and the Birth of Jesus of Nazareth Dr. James F. McGrath, Butler University (http://blue.butler.edu/~jfmcgrat/jesus/quirinius.htm)

2. La Navidad para la Iglesia Católica ¿Cómo inició la celebración de la Navidad en la Iglesia Católica? Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales. (http://www.encuentra.com/includes/documento.php?IdDoc=2800&IdSec=456)

3. The Date of the Nativity in Luke (4th ed., 2001) Richard Carrier. (http://www.infidels.org/library/modern/richard_carrier/quirinius.html#1.1)

4. La Biblia, Version Reina Valera de1909. (http://theonlinebible.com/bibles/spanish-sagradas-escrituras/index.htm)

Modificado por última vez enSábado, 24 Marzo 2012 03:15
Raúl González

Raúl González no se hace llamar el hombre más inteligente del mundo por nada. No existe una pregunta que él no pueda responder, lo cual lo ha convertido en uno de los hombres más odiados de todo Buenos Aires.

A pesar de su divina sapiencia, Raúl González aún debe depender del e-mail para recibir correspondencia. Ha intentado, como no, transmitir preguntas a través del pensamiento. Pero según él, el resto de los seres humanos; es decir, nosotros, aún no estamos preparados para semejante avance.

Así que envíanos esa pregunta que tanto te ha comido el coco y Raúl te la responderá. Eso sí, recuerda que no por que Raúl puede responderla, significa que vaya a hacerlo.

Sitio Web: elnuevocojo.com

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.