Lunes, 18 Noviembre 2019
Lunes, 18 Noviembre 2019
A+ A A-
Daniel Martín Caballero

Daniel Martín Caballero

Así comienzan las peleas

(Un hombre camina por la calle hacia su trabajo rápidamente con su maletín de trabajo en la mano)

Las 12 del día... Vuelvo a llegar tarde a la oficina... Hoy más que nunca. Seguro que me echan del trabajo... De hoy no paso. Han tenido hasta el detalle de llamarme a mi casa. ¡Vaya detalle! ¿Por qué llego tarde últimamente a todos los sitios? Ni siquiera salgo por las noches. No lo entiendo. Siempre me acuesto temprano, no me gustan las juergas, apenas salgo, no sé qué me pasa.

  • Publicado en Ficción

Tomates

Era el momento en que le tocaba el turno al jóven que había esperado doce largos minutos para que lo despacharan en la tienda de comestibles. La cola de personas llegó a salir por la misma puerta en un momento crítico.

Pero ya le tocaba el turno, y se acababa la espera y el pasar calor que había en plena época veraniega.

  • Publicado en Ficción

Observadores del tormento

—Mi vida es un tormento. Y digo tormento porque tiene que ver con tortura, con dolor y con angustia. Nadie podría definir esa palabra mejor que yo. ¿Qué por qué? Pues porque yo he estado en el lugar del tormento. En el lugar del dolor. Donde vosotros tenéis miedo de ir algún día. Pero iréis de todas formas sin duda alguna —dijo el joven al que interrogaban en la sala de interrogatorios de la policía.

Una sala acorazada a pesar de que el interrogado llevaba esposas. El cristal trucado no faltaba. Su presencia era obvia. El lugar estaba tan sucio y el cristal tan nítido y brillante.

Suscribirse a este canal RSS