Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 1461
A+ A A-

Los últimos días de noviembre

Como todos saben, mi personalidad es de contrera. Todo lo que pueda ser criticado lo será y allí se centra mi diversión.

Y el tema que me trae hoy es la celebración del Día de Acción de Gracias, indudablemente el festejo más importante para los norteamericanos, en el cual conmemoran el agradecimiento de los peregrinos a los indios por haberles ayudado a proveerse para el segundo invierno en estas tierras. El tema es contradictorio desde el vamos. Luego de agradecerle a los indios y festejar con ellos la acción de gracias, dedicaron los años venideros a sacárselos de encima. Y vaya si lo lograron.

Leer más ...

El día que nevó en Caracas

Ese lunes comenzó como cualquier otro. El Observatorio Cagigal había anunciado cielos despejados y sin lluvia, y en la radio sólo se hablaba del llamado a huelga anunciado por los dirigentes del STEFNAT (Sindicato Único de Trabajadores Expendedores de Jugos de Naranja Y Frutas Naturales y sus Derivados del Distrito Capital y Estado Miranda) reclamando mejores condiciones laborales, y del lleno total del Poliedro por el nostálgico concierto de reencuentro de Jorge Aguilar, Karina y Melissa (alias "la Reina del Rock").

Leer más ...

Blanco y negro

La polvareda dejaba ciego a quien se atreviera a caminar por las calles en las siestas cálidas y vacías.

La Lucila se llamaba el caserío, los lugareños le decían pueblo, pero los considero demasiado generosos, se trataba a mi entender de un conjunto de construcciones que se emplazaban al margen de una vía casi muerta.

Leer más ...
  • Por

Vida muerta

El cuerpo de Verónica descansa aún caliente en el ataúd. Su muerte fue lenta pero tranquila. En la capilla velatoria, aquel frío día de junio, ancianos y jóvenes con espejuelos de gruesa pasta negra y ropajes envejecidos, lloran y conversan pausadamente con ojos de asombro e incredulidad, frente al vidrio que separa a la muerte de la vida, viendo los ojos cerrados del ahora rígido rostro de Verónica.

Leer más ...