A+ A A-

Érase una vez un violador serial

Corría el año 2002 y yo, recién salido de la escuela secundaria, comenzaba mi penoso camino por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) en la carrera de Cine y TV, que abandonaría nueve meses después. Se respiraba un clima extraño en el país. Solo habían pasado unos pocos meses desde la gran revuelta popular de diciembre de 2001 que había terminado con el gobierno del presidente Fernando de la Rúa. Se vivía una increíble crisis política (el ya clásico "cinco presidentes en una semana") y una no menos increíble crisis económica.

En medio de esa atmósfera yo deambulaba por la Ciudad Universitaria, con sus centenares de árboles y parques, casi como un gigantesco bosque, con miles de estudiantes que venían desde todos los puntos del país a estudiar en una de las universidades más antiguas del continente.

Leer más ...

Kool Aid

Culei era el malandro más malo de la barriada. Nadie como el tenía tanta carga de odio comprimida, característica que lo hacía el jefe de los maleantes del lugar. Era un tipo extremadamente alto y gordo muy parecido a la figura del refresco que tomábamos cuando pequeños, cuya imagen le había dado el sobrenombre que con tanto orgullo llevaba y el cual le daba cierta preponderancia entre quienes conformaban su círculo hamponil.

Leer más ...

El caso Scilingo

Su primera comparecencia a juicio fue el 14 de enero, viernes. Dos agentes de uniforme introdujeron a rastras en la sala de vistas de la Audiencia Nacional de Madrid a un anciano flaco de rostro demacrado y mejillas hundidas, todo nariz, de cabellos grises y escasos. Iba con los ojos cerrados y casi a rastras, vestido con un forro polar abrochado hasta la barbilla y unos guantes de lana. Le sentaron en el banquillo, del que resbalaba constantemente como un títere desmadejado, y le arrebujaron en una manta azul. Parecía un homeless moribundo recién recogido en la calle. Era el ex capitán de fragata Adolfo Scilingo, el primer militar argentino que iba a ser juzgado por  crímenes contra la humanidad cometidos durante el período (de 1976 a 1983) de la dictadura en su país.

Leer más ...

El asesinato de Joseph Petrosino

Giuseppe Petrosino, quien americanizó su nombre a Joseph, nació en Padula, cerca de Salerno, en 1860. Su familia emigró a América en 1873, y mientras pulía zapatos cerca del departamento de policía en la calle Mulberry, comenzó sentir el deseo de ser policía. Sin embargo, la policía no lo quería. Era muy pequeño, demasiado moreno, hablaba con acento y no era irlandés. Así que en 1878 Joe Petrosino se convirtió en un barrendero de la ciudad. Trabajó duro y fue promovido a capataz en sólo un año.

Leer más ...

¿Dónde se han ido todos los mafiosos?

Inclusive durante sus días de gloria, la mafia nunca tuvo poder alguno sobre el municipio neoyorquino de El Bronx. Siempre estuvo presente, desde comienzos de siglo, pero nunca tuvo el poder que tenía sobre Manhattan, Brooklyn y, con la subida al poder de John Gotti, Queens. El distrito perdido, Staten Island, sólo contaba para la mafia como el dormitorio de los jefes. El Bronx siempre ha sido una Torre de Babel, que ningún grupo étnico ha sido capaz de controlar totalmente.

Leer más ...

Estafadores históricos: las leyendas de Arthur Furguson y Victor Lustig

En la historia ha habido un buen número de mentirosos y estafadores. Sin embargo dos ellos realmente se llevan los laureles por su inventiva, y si se quiere, inocuidad, el escocés Arthur Furguson y el alemán Victor Lustig. Todo el mundo tiene un don, y el de este par era una colosal habilidad para hacer una venta. Como muchos otros genios, ellos nunca se enteraron de que tenían esta capacidad hasta que en un momento dado se mezclaron inspiración y oportunidad dejando salir lo mejor, o peor, de ellos.

Leer más ...

El caso Galíndez

El 12 de marzo de 1956, Jesús de Galíndez, un profesor de Español y Gobierno en la Universidad Columbia en Nueva York, dio un seminario en Hamilton Hall acerca de los gobiernos de Latinoamérica. A las 10 p.m., entró en la estación del tren de la calle 57 con 8va Avenida. Jamás nadie volvió a verlo u oírlo otra vez.

Leer más ...
  • Publicado en Perfiles

Biografía de John F. Kennedy

Cuando Joseph Kennedy y Rose Fitzgerald, padres del futuro presidente de los Estados Unidos, contrajeron matrimonio en 1914, se selló la alianza de dos de las familias más influyentes de Massachussets. Los Kennedy eran propietarios de una importadora de licores a la que le debían su fortuna. Rose era hija de John Francis Fitzgerald, alcalde de Boston, quien había sido rival político de Patrick Kennedy, padre de Joseph, en la candidatura por el senaduría del estado pero había perdido.

Leer más ...

Illich Ramírez Sánchez (Carlos El Chacal)

Antes de Bin Laden o Saddam Hussein un venezolano fue el enemigo número uno del planeta Tierra. Sin embargo, la historia de este cuasi ícono pop de los setenta y los ochenta es más bulla que cabuya. Su carrera está más llena de operaciones fracasadas que de otra cosa y la mayoría de los actos terroristas que se le acreditan han sido desestimados por historiadores de todo el mundo. A pesar de esto, la inclusión de su nombre en cualquier acto de agresión normalmente daba legitimidad a las intenciones y seriedad de sus autores.

Leer más ...

El verdugo de Petare

Cuando era cadete de una de las escuelas militares, conocí a un personaje que a veces recuerdo en pesadillas. Había sido oficial de inteligencia y pasado años infiltrado en la guerrilla colombiana antes de ser descubierto, torturado y rescatado por la Guardia Nacional en una misión comando que lo salvó de una muerte lenta pero segura a manos de la guerrilla. Tras un intenso tratamiento psiquiátrico, fue asignado como instructor en la escuela. Llamémoslo teniente González.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS