Lunes, 18 Noviembre 2019
Lunes, 18 Noviembre 2019
A+ A A-
Gordon Milcham

Gordon Milcham

Gordon es un escritor y cineasta venezolano residenciado en Los Angeles, California.

URL del sitio web: https://www.toobigworld.com
  • Publicado en Música

Ramones: Q.E.P.D.

Nota: en los últimos 3 años Jeffrey Hyman (alias Joey Ramone), John Cummings (alias Johnny Ramone) y Douglas Colvin (alias Dee Dee Ramone), han pasado a mejor vida y no precisamente en paz. Todos apenas pisando los cincuenta años y dos víctimas del cáncer quizás aún contaminados por los asbestos del Nueva York de los setenta que los vio convertirse en los padres del punk. Sin embargo, el baterista de la banda, Marc Bell (alias Marky Ramone) tocará junto a una nueva alineación formada de un buen montón de invitados el 19 de mayo del 2005 en Nueva York en el Irving Plaza, para celebrar el cumpleaños de Joey Ramone. No hay garantía de lo que lo que vayan a ver se parezca ni remotamente a los Ramones, pero por una buena causa todo se perdona: la recaudación se destinará a la investigación de una cura para el cáncer. Las entradas están a la venta en su sitio web: http://www.Ramones.com y cuestan $25.

  • Publicado en Opinión

E-Lecciones democráticas

Hace un par de meses, cuando por primera vez vi las imágenes de Saddam Hussein siendo chequeado por un médico militar no pude evitar dejar de sentir simpatía por el tipo. No me malentiendan, si algún líder en las últimas dos décadas merecía ser colgado de los tobillos como Mussolini, ese era Hussein. Tanto por asesino como por péndejo. Pero las circunstancias en que todo sucedió simplemente me hacen fantasear con la idea de que ojalá todo hubiera sucedido al revés. De hecho imaginarme a George Bush, barbudo y con la boca abierta mientras le revisan la dentadura postiza hubiese sido uno de esos momentos Kodak que todos merecemos ver alguna vez en nuestras vidas.

  • Publicado en Cine

El candidato de Manchuria

A un grupo de soldados de la primera Guerra del Golfo se les lava el cerebro y se le implantan chips en el cerebro para que crean que uno de ellos fue un héroe de guerra. Este soldado (Liev Schreiber) es el hijo de una poderosa senadora de los EE.UU. (Meryl Streep) que, mano a mano con una gran corporación (Manchurian Corp.), planea apoderarse de la presidencia del país, y del mundo, produciendo un candidato presidencial perfecto al que pueden controlar totalmente con sólo decir ábrete sésamo. ¿Suena como una buena película? Difícilmente, aunque haría un buen capítulo de las "Power Puff Girls".

El mito vinotinto

Yo no supe que existía fútbol en Venezuela hasta finales de los años ochenta, cuando tras vivir toda mi vida en el interior del país, mi papá recibió un "upgrade" que requería que nos mudáramos a Caracas. Tristemente ese no era el mejor momento para hacerlo ya que en la larga y triste historia del fútbol nacional, nos encontrábamos en uno de los más humillantes. Hasta entonces para mí el fútbol era como el Badminton, o el Tango, algo ajeno a mi cultura. Algo que por mucho que me gustara jamás iba a ser mío

Por eso, cuando en 1986 fui a visitar a un amigo en El Paraíso, y me dijo que vivía a dos cuadras del estadio de fútbol, mis oídos no daban crédito a sus palabras. ¿Fútbol? ¿En Venezuela?... ¿de verdad?... Mejor que no.

Que corra la nicotina

En una ocasión una pareja de neoyorquinos se fue de vacaciones a París. En su primer almuerzo en la ciudad la pareja se sentó en una popular brasserie y menos de 2 minutos más tarde llamaron al mesonero. Como prácticamente todo el mundo fumaba en el sitio los dos turistas le pidieron que los moviera al área para no fumadores. El mesonero se rascó la cabeza, vio a su alrededor, les quitó el cenicero y se fue. Historia en el menú de un restaurante de Nueva York.

  • Publicado en Opinión

Ni siquiera Carter pudo sabotear las elecciones en Venezuela

A mí me importa muy poco que me mientan. Por lo menos no mientras yo posea el control total de las consecuencias de esas mentiras. Total, cuando se llega cierta a edad uno está casi curado de la bola de infamias que se reciben a diario, que van desde todas las propagandas en la televisión hasta las del amigo que te jura que cada fin de semana se acuesta con una mujer diferente. La cual siempre es, por supuesto, guapísima.

La entrevista del siglo

Popular entre pintores de brocha gorda, El Universal, esa institución venezolana del periodismo, entrevistó al editor de El Nuevo Cojo, en un vano intento por llenar sus páginas con otra cosa más que las marcas de un rodillo. Pero a la hora de publicarla, algo se perdió en el camino: el 99% de ella. El Nuevo Cojo, empeñado en torturar a sus lectores, les presenta aquí la entrevista en su totalidad. Aunque pensándolo bien, quizás no se perdieron de nada.

¿Te gusta escribir? ¡Hazlo!

Yo comencé a escribir cuando tenía doce años. Empecé con un diario -más tarde fuente de cuentos y conatos de novela- que guardaba en un folio en un rincón oscuro de mi casa, temeroso de que alguien alguna vez los fuera a leer.Analizando esa época de mi vida, me he dado cuenta de que varias razones me llevaron a mantener mi pasatiempo en secreto. Una de ellas era el pánico a enterarme de que mi trabajo, no importa cuán bueno me pareciera, fuera a ser criticado y objeto de burla. Yo pasaba horas escribiendo y reescribiendo un solo párrafo hasta llegar al que finalmente pudiera ser considerado perfecto. Pero la inseguridad de la niñez hallaba poco espacio para dejar que otra persona leyese lo que había escrito por miedo a saberme ineficaz en lo que tanto me apasionaba.

Nadie es dueño de la verdad*

Actualmente en el mundo están pasando cosas asombrosamente crueles e injustas, y cuando se piden explicaciones al respecto las respuestas siempre comienzan igual: "desde nuestro punto de vista es justo (o necesario) porque...bla bla bla...". Cualquier explicación que requiera comenzar con un "desde nuestro punto de vista", solo significa una cosa: lo que sea que sigue es total y absoluta paja.

Suscribirse a este canal RSS