Miércoles, 23 Octubre 2019
Miércoles, 23 Octubre 2019
A+ A A-

¿Desde cuándo y por qué Venezuela usa la Vinotinto?

Dario Figueroa celebra un gol durante la Copa Libertadores el 14 de abril del 2009. Dario Figueroa celebra un gol durante la Copa Libertadores el 14 de abril del 2009. © Stringer/Venezuela/Reuters/Corbis

Estimado Raúl: Una pregunta. Quisiera saber por qué y desde cuándo Venezuela utiliza el color vinotinto en el uniforme de su selección de fútbol. También cuál fue el último partido de fútbol que se jugó con la camiseta anterior y el resultado y el primer juego con la vinotinto, contra quien y cual fue el marcador.

David López, Cali, Colombia.

Esto no es pregunta, aquí hay mínimo seis. Pero la respuesta es solo una: Venezuela siempre ha usado el mismo color en sus camisetas, así lo hayan querido o no.

Antes de empezar a formar parte de la FIFA en 1952 hubo varios organismos que pretendieron organizar el juego de la manera en que hoy lo hace la Federación Venezolana de Fútbol, pero aquí estoy exagerando al utilizar la palabra "organizar". Muy posiblemente traído por los ingleses mineros que llegaron al país a principios del siglo XX, el uniforme de la selección nacional de fútbol fue seleccionado por quien sabe que boludo de la FIFA ante el silencio y posible desinterés de las autoridades venezolanas.

Como argentino me cuesta mucho escribir del fútbol venezolano y evitar soltar algunas lágrimas, después de todo son hermanos latinoamericanos, pero me alegro de que los muchachos últimamente le estén poniendo corazón al juego. Excepto cuando juegan con nosotros, porque la verdad que de cenicienta ya no tienen ni las zapatillas.

En cuanto a los juegos, la historia no es menos triste. A pesar de que Venezuela entró en la FIFA en 1952, no vio luz hasta el 15 de marzo de 1981, cuando en un juego clasificatorio para el mundial le ganó a Bolivia en Caracas 1-0. No ganarían otra vez hasta el 12 de septiembre de 1993 en Puerto Ordaz, Venezuela, donde golearon a Ecuador 2-1, dando por comenzada una nueva etapa en la que el equipo parece por fin haberse enfocado en lo que importa en el fútbol, meter goles. Sin embargo su juego con resultado más honroso había sucedido mucho antes, el 2 de agosto de 1969, cuando empató con Colombia 1-1.

Venezuela solicitó participar en una Copa Mundial de la FIFA por primera vez en 1958, pero se retiró de la fase de clasificación sin haber jugado siquiera un partido. La razón dudo que haya sido la falta de ganas, y muy posiblemente haya tenido que ver con la revolución que sacudió al país ese año. Por lo que su primer juego con la FIFA se retardaría hasta un juego clasificatorio de la Conmebol en Lima, que perdió contra Perú 1 a 0 el 16 de mayo de 1965.

El equipo de Venezuela en este momento realmente es uno de los más pintorescos que existe, y es difícil de negar los logros de los últimos diez años, en los que pasaron del puesto 126 de la FIFA en 1999, a ser el número 61. Nada mal.

Pero con todas las críticas que se puedan hacer, la historia del equipo venezolano tiene que ver más con su directiva que con sus jugadores. Siempre hubo muchachos que querían dar lo que tuvieran que dar, pero con una gerencia floja y sin apoyo en un país donde el béisbol es rey (por insólito que parezca); el fútbol en Venezuela, aun hoy en día, tiene que conformarse con ser plato de segunda mesa.

Pero mejor ni me extiendo. La última vez que aquí en El Nuevo Cojo tocamos el tema, fuimos atacados salvajemente por una horda de fanáticos que solo quieren escuchar lo que todo fanático quiere escuchar, lo bueno que es su equipo. Así que para evitar repetir el espectáculo aquí va: Venezuela es el mejor equipo del Mundo, ¡nos vemos en la entrega de la Copa Mundial en el 2006!

Modificado por última vez enSábado, 24 Marzo 2012 03:24
Raúl González

Raúl González no se hace llamar el hombre más inteligente del mundo por nada. No existe una pregunta que él no pueda responder, lo cual lo ha convertido en uno de los hombres más odiados de todo Buenos Aires.

A pesar de su divina sapiencia, Raúl González aún debe depender del e-mail para recibir correspondencia. Ha intentado, como no, transmitir preguntas a través del pensamiento. Pero según él, el resto de los seres humanos; es decir, nosotros, aún no estamos preparados para semejante avance.

Así que envíanos esa pregunta que tanto te ha comido el coco y Raúl te la responderá. Eso sí, recuerda que no por que Raúl puede responderla, significa que vaya a hacerlo.

Sitio Web: elnuevocojo.com