A+ A A-

The Three Burials of Melquíades Estrada

Tommy Lee Jones y el cinematógrafo Chris Menges. Tommy Lee Jones y el cinematógrafo Chris Menges. © 2005 Sony Pictures Entertainment Inc.

Aunque "Brokeback Mountain" se llevó toda la gloria como "Western" modernizador el año pasado, si "Burials" no hubiese tardado tanto en conseguir un distribuidor en los Estados Unidos (y de hecho si hubiera conseguido uno mejor, la película se estrenó apenas en un manojo de cines "selectos"), este hubiese sido el film a aupar en los oscares de este año.

La película no es perfecta (¿Cuál lo es?), pero como opera prima, Tommy Lee Jones hace maravillas con un guión sencillo y aparentemente superficial y melodramático, que deja notar la importancia de la mano ejecutora sobre un guión cinematográfico.

Pete Perkins, (Tommy Lee Jones) es un demasiado estoico vaquero tejano que tras la muerte accidental de su amigo, el inmigrante ilegal Melquíades Estrada (Julio Cedillo), decide cumplir su promesa de enterrarlo del otro lado de la frontera castigando a quien cree culpable de su muerte, el agente de fronteras Mike Norton (Barry Pepper).

En el camino, el simplista mensaje de redención del hombre blanco con los sufridos marrones del otro lado del río peca de repetitivo y absurdo, montado sobreel quebrado hilo narrativo al que nos ha acostumbrado Guillermo Arriaga, el mal llamado Quentin Tarantino mexicano.

Arriaga, que en otras oportunidades nos ha demostrado su obsesión por la edición a lo "Pulp Fiction" en las semilogradas "21 Gramos" y "Amores Perros", hace su mejor esfuerzo por destruir su hermoso guión al distribuir azarosamentela línea narrativa en su ya cansado estilo. Por suerte, ya en el segundo acto deja de lado la experimentación (si todavía puede llamarse así) permitiendo que la historia siga su curso natural, quizás al darse cuenta que esta no necesitaba de mayores efectismos para lograr su cometido.

A diferencia de los filmes antes mencionados, "Burials" es un guión lo suficientemente sólido como para mantener la atención por si mismo, y es de hecho lo mejor que Arriaga ha hecho en su carrera.

Pero soy partidario que la diferencia estuvo en la mano de Jones, quien elaboró su película de forma tan elegante y clásica que los defectos del film se diluyen armoniosamente entre sus ambiciones homéricas.

Mientras el guión de Arriaga trata una y otra vez de marchar sobre el camino de la sorpresa y las casualidades que mueven sus filmes anteriores, Jones parece apegarse a lo que considera el verdadero espíritu del film. "Burials" no es film sobre inmigrantes ilegales, o americanos racistas como "Brokeback Mountain" no es un film sobre vaqueros, sino una historia sobre el honor y la responsabilidad.

Arriaga una y otra vez trata de incluir lo que parece una agenda, llenando el film de mexicanos buenas gentes al extremo en contraposición a norteamericanos calculadores y dejados de cualquier cosa que pueda parecer humano. Tommy Lee Jones, sin embargo, ignora (aunque incluye) estos detalles, para enfocarse en la odisea de Perkins, para quien todo lo que Arriaga propone como esencial, es sólo un telón inevitable como lo es la contaminación en una gran ciudad.

Así, la inmigración ilegal, la pobreza y la desesperanzada vida en los estados rurales, suceden una y otra vez, mientras Perkins no pierde el rumbo hacia el cumplimiento de su promesa a Melquíades.

En el camino, el director nos muestra un paisaje hermoso y desolador que obstaculiza al hombre de su cometido, mientras arrastra al culpable por un infierno que a final de cuentas era injusto e inmerecido (residuo innecesario del quebrado film original de Arriaga).

Pero es en esta travesía donde Jones se nos descubre como un director de alto calibre, evitando caer tanto en el sentimentalismo como en el discurso moralizador que fácilmente pudiera haber acarreado, concentrandose enel protagonista, que a pesar de su bien detallado afecto por el muerto, una y otra vez se nos presenta como encaminado a cumplir una obligación moral consigo mismo, antes que con Melquíades.

Esto es obvio en el hecho de que el único personaje en el que Jones no profundiza, es en el que le da nombre a la película, que a duras penas sobrevive el primer acto.

En cuanto a la presentación del escenario, Texas y México, el film se siente más cómodo de este lado de la frontera pintando un rostro del estado rara vez visto en pantalla. En Texas, las estrellas del filme son Rachel (Melissa Leo), la esposa del dueño de una cafetería y amante tanto de Jones como del sheriff local (Dwight Yoakam), y Lou Ann Norton (January Jones), esposa del malogrado oficial de fronteras. Ambas apenas cubren segundos planos que soportan la visión monocromática del estado pintado por Arriaga, mientras enriquecen y profundizan la relación entre Jones y Melquiades.

Aburrida hasta el tuétano, la esposa de Norton se va de bonche con Rachel y Jones, acostándose (supuestamente) con Melquíades. Aquí Jones, como Ang Lee en "Brokeback Mountain", destaca el poder de la amistad (en ambos casos masculina) sobre el de la intimidad. Mientras Melquíades y Perkins basan su relación en experiencias compartidas, ambas mujeres son incapaces de experimentar lo mismo. Leo, confinada a su aburrida vida en Tejas, confunde amistad con intimidad montándole cuernos al marido, pero Norton no se conforma con llevar una relación tipo Jones-Melquíades con Leo y decide marcharse a hacer vida en otra parte.

En cualquier caso, "The Three Burials of Melquíades Estrada", es un film excepcional, bellamente actuado y dirigido, con una fotografía que merece una mención aparte.

La cinematografía del film a cargo de Chris Menges, nos recuerda su trabajo en "The Pledge" para Sean Penn, que en tonos grises y ocres contra cielos azulísimos, sienta la desconsoladora atmósfera de una película que esperamos corra la suerte de "Crash", que tras ser estrenada el año pasado en esta misma época, disfrutó del raro privilegio de ser recordada para los premios de la academia.

Producción: Dirigida por Tommy Lee Jones; escrita por Guillermo Arriaga; director de fotografía, Chris Menges; editada por Roberto Silvi; música por Marco Beltrami; producida porMichael Fitzgerald, Luc Bessony Pierre-Ange le Pogam;Estudio: Sony Pictures Classics. Duración: 120 minutos.

Protagonistas: Tommy Lee Jones (Pete Perkins), Barry Pepper (Mike Norton), Julio César Cedillo (Melquiades Estrada), January Jones (Lou Ann Norton), Dwight Yoakam (Sheriff Frank Belmont), Melissa Leo (Rachel), Levon Helm (anciano con radio)y Vanessa Bauche (Mariana).

Gordon Milcham

Gordon es un escritor y cineasta venezolano residenciado en Los Angeles, California.

Sitio Web: www.facebook.com/gordon.milcham

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.