El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

También había negros en los campos nazis

Carlos Greykey nació Barcelona, el 4 de julio de 1913. En 1939 era uno de tantos combatientes por la república española que se tuvieron que exiliar en Francia. En 1941, tras la capitulación, los alemanes le enviaron a los campos de exterminio, como a cualquier otro español exiliado que encontraban durante el victorioso avance del ejército del Reich por Europa. Llegó al de Mauthausen el 21 de junio de 1941, hacinado en un tren con otros cinco mil compatriotas. Entre ladridos de perros y ladridos de soldados alemanes, cansados, maltratados y famélicos, los SS les formaron en el patio de los garajes y les hicieron desnudarse. Cinco mil. Y de todos ellos, el oficial al mando se tuvo que fijar en él. Y es que, entre la palidez terrosa de aquel mar de cuerpos demacrados expuestos al frío austriaco, el color ébano de la piel de Carlos destacaba inmediatamente.

Publicado en Historia

El gorila blanco: otra víctima del racismo

De mi infancia recuerdo que una de las golosinas más codiciadas era el chocolate blanco, que en realidad era de un desvaído color amarillo sebo. Para conseguir que fuera tan pálido se fabricaba sólo con manteca vegetal, sin añadirle nada del oscuro cacao que es el alma y la razón de ser del chocolate.

Publicado en Opinión

Acontecimientos en pleno desarrollo

En las horas siguientes al atentado del 3-11, las noticias provenientes desde España nos mostraron de cerca la verdadera cara de uno de los gobiernos más cínicos, desvergonzados, hipócritas y retrogradas de los últimos cien años. La consecuencia de esto, etiquetada por la prensa como una "sorpresa", fue más bien una rebelión popular. Una revolución democrática cuya ira fue dirigida exclusivamente al ex-presidente español José Maria Aznar, o "Ansar" como lo llama George Bush.

Publicado en Editorial

Era un sábado por la noche. Yo iba a casa de unos amigos a pasar la velada. Entré en el vagón de metro, localicé un asiento libre y me senté de la forma maquinal e inconsciente en que todo urbanita experimentado cumple con esas rutinas. De pronto miré a mi alrededor y me encontré en mitad de un grupo de unas veinte mujeres jóvenes que apenas hablaban —en inglés— entre ellas. Sus conversaciones eran poco más que intercambios de risitas nerviosas. Todas lucían sobre sus cabezas una diadema adornada con un enhiesto, sonrosado y erecto falo de fieltro, con su glande morado apuntando al techo y dos redondos testículos colgando juguetones sobre las frentes respectivas.

Publicado en Narrativa

Cómete a un turista

Del tsunami de imágenes impactantes que, acerca del tsunami de verdad, nos inundaron los periódicos, la televisión e Internet, la que más me impresionó fue esta de dos bien cebados puercos pedófilos tomándo cerveza mientras disfrutaban del sol en la playa de Patong el día después de la catástrofe, los destructivos efectos evidentes al fondo, tras sus obscenas barrigas.

Publicado en Opinión

Ser antitaurino es algo tan tradicionalmente español como ser amante del toreo; antitaurinos fueron Isabel I de Castilla, Quevedo, Moratín, Larra, Azorín, Pablo Iglesias y muchos otros. Pero de un tiempo acá los amantes de esta peculiar forma de hacer picadillo de res en público vienen identificando antitaurinismo con antiespañolismo: o sea, cosa de afrancesados, ingleses (esos hipócritas que, como todo el mundo sabe, tratan mejor a sus perros que a sus niños), anarquistas, afeminados y separatistas. La polémica ha vuelto a saltar al ruedo (adecuada metáfora) porque, recientemente, el ayuntamiento de Barcelona ha declarado a la ciudad "antitaurina". Y los taurinistas de todo el mundo han puesto el grito en el cielo.

Publicado en Artes

Fervor del Quijote: 1605-2005 - IV Centenario

Toda la presente modernidad de España y América, todos los dispositivos pos modernos del pensamiento teórico y académico, todos los artistas de buena voluntad de la tierra y todos los lectores agradecidos de nuestra época se preparan para recibir, dentro de unos escasos meses, con festejos, discursos, concursos, revistas impresas o digitales y plataformas conmemorativas, a la feliz fecha del Cuatrocientos Aniversario de una publicación castellana dedicada al Duque de Béjar en 1605.

Publicado en Inxilios

Superjueces y archivillanos

El viejo senador Pinochet, postrado en su lecho en aquella habitación de un hospital londinense, no daba crédito a sus oídos. ¿Realmente aquel funcionario de la embajada chilena en Londres le estaba diciendo: "Lo siento, excelencia, pero no va a poder salir del país. Scotland Yard tiene orden de arrestarlo mientras se resuelva una petición de extradición que pesa contra su excelencia".

Publicado en Opinión

Mundos aparte: Irak-Barcelona

El domingo 13 de febrero en Barcelona lució un buen sol, a pesar de la ola de frío polar que atravesaba la Península Ibérica, lo que no estuvo mal porque me permitió lucir abrigo hasta los tobillos y gafas oscuras a la vez, en plan totalmente Matrix. Las elecciones en Irak eran la noticia principal de la sección de internacional de los periódicos, pero sin extralimitaciones extraordinarias.

Publicado en Opinión

No hay marcha en Madrid

Finalmente tocamos fondo. Ahí estaba yo, psicólogo graduado cuarto de la promoción de la U.C.V., estudiante del doctorando en Filosofía y escritor aficionado, y el Maiqui, A.K.A. Miguel Liendra, estudiante crónico de ingeniería desde hace diez años y aficionado a pequeños trabajos de supervivencia (mesonero, contrabandista de ropa desde Miami, ése tipo de cosas). En la acera de la calle madrileña, sin embargo, no estábamos solos en nuestra experiencia a la intemperie. A mi lado dormía una familia de la Europa del Este —Polonia o Lituania o qué sé yo— y el Maiqui estaba flanqueado por un borracho y otro perdedor homeless igual que nosotros, con la diferencia de que el pordiosero estaba solo y nosotros éramos dos.

Publicado en Narrativa
Página 1 de 2
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration