El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Érase una vez un violador serial

Corría el año 2002 y yo, recién salido de la escuela secundaria, comenzaba mi penoso camino por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) en la carrera de Cine y TV, que abandonaría nueve meses después. Se respiraba un clima extraño en el país. Solo habían pasado unos pocos meses desde la gran revuelta popular de diciembre de 2001 que había terminado con el gobierno del presidente Fernando de la Rúa. Se vivía una increíble crisis política (el ya clásico "cinco presidentes en una semana") y una no menos increíble crisis económica.

En medio de esa atmósfera yo deambulaba por la Ciudad Universitaria, con sus centenares de árboles y parques, casi como un gigantesco bosque, con miles de estudiantes que venían desde todos los puntos del país a estudiar en una de las universidades más antiguas del continente.

Publicado en Narrativa

Mendigo de profesión

Hace muchos años yo vivía y trabajaba en la ciudad de Buenos Aires. Contaba con 20 años y consideraba imprescindible ser un tipo abierto y masivo. Para ello me resultaba imprescindible conversar con los especimenes más zaparrastrosos de la urbe y hasta considerarlos "mis amigos". Supongo que se trataba de mi espíritu de contradicción para con la gente que me rodeaba.

Publicado en Narrativa

La mensura no es cosa de mensos

Según Pablo Aguirre mensurar algo es convertirlo en “bobo” a lo que le contesto que su cerebro debe haber sido mensurado en más de una oportunidad.

En realidad los humanos mensuramos todo cuanto se nos cruza en el camino pues necesitamos saber las dimensiones de lo que nos rodea, no siempre con una justificación válida.

Publicado en Opinión

Mundos aparte: Irak-Buenos Aires

Todo se mezclaba en Argentina a fines de enero. Todo se mezcla mal en mi país, desde hace varios años, la superficialidad ha ganado terreno y los Arlt y los Lugones abandonaron los cafés para refugiarse en los brazos efímeros del éxito y la prensa.

Publicado en Opinión

El caso Scilingo

Su primera comparecencia a juicio fue el 14 de enero, viernes. Dos agentes de uniforme introdujeron a rastras en la sala de vistas de la Audiencia Nacional de Madrid a un anciano flaco de rostro demacrado y mejillas hundidas, todo nariz, de cabellos grises y escasos. Iba con los ojos cerrados y casi a rastras, vestido con un forro polar abrochado hasta la barbilla y unos guantes de lana. Le sentaron en el banquillo, del que resbalaba constantemente como un títere desmadejado, y le arrebujaron en una manta azul. Parecía un homeless moribundo recién recogido en la calle. Era el ex capitán de fragata Adolfo Scilingo, el primer militar argentino que iba a ser juzgado por  crímenes contra la humanidad cometidos durante el período (de 1976 a 1983) de la dictadura en su país.

Publicado en Opinión

Los hijos del dolor, los hijos del miedo

A treinta años del último golpe militar en Argentina, un sencillo  análisis sobre el legado de miedos e ignorancia que arrastramos a medida que vamos haciendo la historia.

Publicado en Opinión

Imaginemos esta escena: un niño de unos 5 años llega tomado de la mano de su madre a un edificio que los mayores llaman "Jardín de Infantes". El niño, al que podemos llamar "David", viste un uniforme color azul, siguiendo el código de los colegios argentinos. Su mamá le dijo que hoy "es el primer día de clases". Él, aunque está bastante asustado, confía en que su madre no dejará que nada malo le pase y piensa que al fin y al cabo meterse en ese edificio junto a otros niños con uniforme azul (las nenas llevan un uniforme rojo) será por su bien.

Publicado en Opinión

Gente de campo

A pesar que la mayor parte de población argentina esta asentada en las grandes ciudades, el ámbito rural sigue manteniendo una gran importancia. No sólo por el hecho de proveer materias primas y alimentos, sino, por ser el motor de consumo del que se nutren una gran cantidad de pueblos, pueblitos y ciudades pequeñas de todo el interior del país.

Publicado en Narrativa

¿Izquierda latinoamericana?

Izquierda, derecha, izquierda...Izquierda, derecha, izquierda...Izquierda, derecha, izquierda...Izquierda, derecha, izquierda. Latinoamérica se enzurdece señoras y señores, tiemblen todos que el pueblo avanza. Seis años atrás, o tal vez menos, la noticia me hubiera alegrado, a esta altura de los acontecimientos solo me contento si las cosas se hacen bien.

Publicado en Opinión

Principio de inercia

"Fue necesario abandonar algunos prejuicios para llegar al principio de inercia. La naturaleza está hecha de tal manera que los cuerpos que están en movimiento siguen en movimiento por sí solos, sin que nadie tenga que ir empujándolos".

Introducción a la Física. Capítulo 13.

Publicado en Narrativa
Página 1 de 2
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration