El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Del reino de Miguel James

Hace seis años conocí al poeta Miguel James a través de Roberto Rodríguez, un escritor de narrativa quien nos instruía en las prácticas de Tai Chi de la Facultad de Ciencias de la UCV. Roberto, quien ya conocía mi admiración por la poesía de Miguel James, nos presentó. Recuerdo que me sorprendió la timidez de Miguel, aunque la misma se mezclaba genialmente con una risa a carcajadas; el poeta caminaba relajado mientras inadvertidamente seguía disfrutando de "los lindos culitos de las bellas muchachitas" bajo el sol mañanero y pacífico de una Caracas que aún olía a la rumbas de los viernes y sábados.

Publicado en Poesía

Me voy a comer a un chino

Una de mis batallas más habituales, tanto en los talleres literarios como en la corrección de manuscritos, es hacer entender al alumno o al autor que el lenguaje oral y el lenguaje escrito no son la misma cosa, y que hay que estar vigilantes para que el primero no contamine al segundo. No conviene abusar del lenguaje coloquial, a no ser que haya una buena justificación; por ejemplo: que sea un personaje de determinado estrato social quien haga uso de esos coloquialismos. Es un recurso muy usado dibujar al personaje mediante su manera de expresarse, y si el personaje tiende a hacerlo en esos términos, ¿por qué no reproducir la literalidad de sus palabras, aunque sean malsonantes?

Publicado en Literatura

International Pony

Sólo somos agua y corazón, química y electricidad.

Nos delatan el pozo profundo en la mirada

y los mares de la Tierra que se dibujan en nuestras ropas.

Publicado en Poesía

Sobre la novela negra cubana

La novela negra refleja auténticamente la situación actual de Cuba. Tiene varios exponentes, con la característica de que residen en Cuba, o Cuba reside en ellos como nos lo hacen entender. El mismo estado cubano se encargó en algún momento de publicarlos, situación interesante, pues estas obras no son exactamente oficialistas.

Publicado en Literatura

Esos minutos que son tan breves

Considero que sin precisión no se puede escribir bien, y es esa falta de precisión la que domina muchas veces el lenguaje escrito (y también el televisivo), tantas veces contaminados por los vicios de la oralidad cotidiana. ¿Pero hasta adónde hay que llevar esa precisión? Lo diré: hasta sus últimas consecuencias.

Publicado en Literatura

Todo el mundo sabe que los escritores no necesitan ningún manual de escritura. Es más, no necesitan saber escribir para publicar. Y eso les hace sentir muy seguros de sí mismos, como si esta profesión tan compleja sólo requisiera de una inspiración [a poder ser divina] que le fuera soplando a la oreja.

Publicado en Literatura

Estatuas militares

Cada vez estoy más en contra de las estatuas con motivo militar. Ellas no tienen la culpa. Son del todo irresponsables del papel que juegan. Pero no puedo soportar que los mejores sitios de las ciudades, en sus plazas o parques, ocupen el espacio con total impunidad, incluso con esa soberbia que les suele dar la altura del pedestal.

Publicado en Opinión

10.000 pies

En la cabina presurizada

por encima del Caribe

armar versos como rayas en un espejo

mis ojos narices y el cielo la rumba

mientras abril y marzo atraviesan mis tímpanos

con un chorro de miel radioactiva.

Publicado en Poesía

La nostalgia es una emoción espesa, como una densa neblina a través de la cual se entreve los recuerdos de algo que, de una u otra forma nos impone el peso de su ausencia. La nostalgia es una emoción inútil y el gusto por eso es absolutamente esencial. Lo que a continuación leerán, se distancia del estilo mordaz al que los tiene acostumbrado esta publicación y se acerca más a un quejido, a un suspiro, a un lamento.

Publicado en Venezuela

El universal Rómulo Gallegos

Rómulo Gallegos es un escritor olvidado en el tiempo. Su obra es frecuentemente citada y es lectura obligatoria en la mayoría de los países de América Latina, pero la singularidad de su mensaje se ha perdido en medio de un continente cada vez más temeroso de dar un paso al frente. Y es que Gallegos no sólo fue escritor, como muchos literatos del siglo pasado en América latina, fue político y gobernante llegando por un breve periodo de tiempo a ser presidente de Venezuela. Como tal no duró mucho, las razones las grita en sus novelas.

Publicado en Literatura
Página 1 de 3
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

fb iconLog in with Facebook

Registrarse

User Registration