El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Guau Guau Guau Guau

Pana, en inglés uno no debe decir dobles negativas. Bueno, por lo menos a uno le dicen que no se debe. Pero el hecho es que cualquier lingüista de a pie, como los que colaboran con esta columna, puede notar que casi todos los anglohablantes se valen de dobles negativas una que otra vez, la mitad de las veces, o siempre. Lo que pasa es que en inglés las oraciones como "I don't have nothing" suenan redundantes en un contexto formal; con decir "I have nothing", ya se está negando la presencia de algo.

Publicado en Gramática de eskina

Hay dos claves para identificar al venezolano, y quiero ser totalmente irresponsable con lo que voy a decir porque esto no es un estudio lingüístico de rigor, de esos con numeritos y justificaciones y consistencias de gramática general. Estas claves son simplemente un par de datos jalados por lo pelos. Una es que en Venezuela no se dice que se tiene poco, casi siempre se tiene poquito.

Publicado en Gramática de eskina

Esos minutos que son tan breves

Considero que sin precisión no se puede escribir bien, y es esa falta de precisión la que domina muchas veces el lenguaje escrito (y también el televisivo), tantas veces contaminados por los vicios de la oralidad cotidiana. ¿Pero hasta adónde hay que llevar esa precisión? Lo diré: hasta sus últimas consecuencias.

Publicado en Literatura

El Congreso de la Lengua Española que tuvo lugar hace unos días en Rosario, Argentina, dejó mucho de qué hablar. En él se reunieron especialistas de todo el mundo; hubo figuras notables, panelistas expertos, importantes filólogos y talentosos escritores. Siguiendo la crónica de lo sucedido tenemos que además del congreso "puente" -al que nos referimos antes y que llamaron Congreso de LaS lenguaS-, el consagrado a la española, el que tuvo como tema "identidad lingüística y globalización", culminó con dos actos por demás encomiables: el refrescante relevo que hizo Roberto Fontanarrosa al reemplazar a alguien que se enfermó y el honroso homenaje que le dieron a Ernesto Sábato.

Publicado en Literatura

Me voy a comer a un chino

Una de mis batallas más habituales, tanto en los talleres literarios como en la corrección de manuscritos, es hacer entender al alumno o al autor que el lenguaje oral y el lenguaje escrito no son la misma cosa, y que hay que estar vigilantes para que el primero no contamine al segundo. No conviene abusar del lenguaje coloquial, a no ser que haya una buena justificación; por ejemplo: que sea un personaje de determinado estrato social quien haga uso de esos coloquialismos. Es un recurso muy usado dibujar al personaje mediante su manera de expresarse, y si el personaje tiende a hacerlo en esos términos, ¿por qué no reproducir la literalidad de sus palabras, aunque sean malsonantes?

Publicado en Literatura

Fervor del Quijote: 1605-2005 - IV Centenario

Toda la presente modernidad de España y América, todos los dispositivos pos modernos del pensamiento teórico y académico, todos los artistas de buena voluntad de la tierra y todos los lectores agradecidos de nuestra época se preparan para recibir, dentro de unos escasos meses, con festejos, discursos, concursos, revistas impresas o digitales y plataformas conmemorativas, a la feliz fecha del Cuatrocientos Aniversario de una publicación castellana dedicada al Duque de Béjar en 1605.

Publicado en Inxilios

A la hora de escribir, uno de los errores más habituales (y molestos, aunque el autor no se percate de ello) es comunicar lo contrario de lo que se pretende. El asunto se agrava cuando toda la sociedad al completo—salvo honrosas excepciones—se expresa erróneamente, dando así involuntaria legitimidad al gazapo lingüístico.

Publicado en Literatura

Reflexivos Medias Rojas

En español hay dos verbos bígamos, porque se prestan a significados totalmente distintos en virtud de su carácter infinitivo o reflexivo. Acordar, por ejemplo, significa convenir en algo, pero acordarse significa recordar, hacer memoria. De la misma forma, empeñar, significa entregar un objeto como la garantía de pago de un préstamo, pero empeñarse significa esforzarse u obstinarse en algo. Lo que pasa es que los verbos reflexivos expresan una acción que es realizada y a la vez recibida por el sujeto.

Publicado en Gramática de eskina

Los esquimales

A continuación transcribo un mensaje enviado desde la cárcel por un colaborador de esta columna, quien prefiere permanecer anónimo por razones verdaderamente paranoicas. Como el Unabomber, quiere emprender su campaña, crear gran revuelo, desactivar, agitar, alborotar, rescatar.

Publicado en Gramática de eskina
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration