El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Las ciruelas de la amargura

Durante una crisis de desempleo, de esas que uno elegantemente llama "between jobs", tropecé con el nombre de un conocido, luego de leerme toda la libreta de teléfonos en busca de alguien a quien pedirle trabajo. El tal Jesús y yo nos habíamos conocido durante mi primera pasantía en cine, que consistió básicamente en pegarle etiquetas a los BetaCams y llevarle café al locutor cada mañana.

Publicado en Tedium Vitae

De Varsovia con dolor

Nunca fui muy aficionado a los chat de Internet, hasta que un día encontré a mis compañeros asiáticos de la universidad, verdaderos expertos en piratería cibernética, disfrutar de las más apasionadas escenas de amor protagonizadas por una hermosa pareja de lesbianas ¡Hasta podíamos hablar con ellas! ¡Y todo gratis!

Publicado en Crónicas mundanas

El mito vinotinto

Yo no supe que existía fútbol en Venezuela hasta finales de los años ochenta, cuando tras vivir toda mi vida en el interior del país, mi papá recibió un "upgrade" que requería que nos mudáramos a Caracas. Tristemente ese no era el mejor momento para hacerlo ya que en la larga y triste historia del fútbol nacional, nos encontrábamos en uno de los más humillantes. Hasta entonces para mí el fútbol era como el Badminton, o el Tango, algo ajeno a mi cultura. Algo que por mucho que me gustara jamás iba a ser mío

Por eso, cuando en 1986 fui a visitar a un amigo en El Paraíso, y me dijo que vivía a dos cuadras del estadio de fútbol, mis oídos no daban crédito a sus palabras. ¿Fútbol? ¿En Venezuela?... ¿de verdad?... Mejor que no.

Publicado en Venezuela

Datos curiosos sobre guerras

Durante las Segunda Guerra Mundial el FBI instaló en secreto un burdel gay en el vecindario neoyorquino de Greenwich Village. La casa de citas estaba llena de agentes encubiertos multilingües con la misión de sacar información a los marinos extranjeros que llegaban a las costas norteamericanas. El FBI se refiere a esta misión como una de las más exitosas de toda la guerra.

Publicado en El Sabelotodo

El insidioso

Una de las mayores entretenciones que teníamos mis amigos de infancia y yo, en época de vacaciones, era ir al famoso cine "Ayacucho", ubicado en la ardiente tierra cumanesa. La programación oscilaba entre las películas "chinas" y las "pornos". Estas últimas eran nuestras favoritas, dada nuestra corta edad y sobre todo por que no era muy difícil "engañar" al portero simulando mayoría de edad a los trece años.

Publicado en Crónicas mundanas

¿Son comestibles las ardillas?

Con el costo de la vida por las nubes, he empezado a hacer planes para sobrevivir con lo que tengo a mano. Como soy carnívoro he empezado a hacer un inventario de los gatos y perros de mi barrio para que en caso de ser necesario, saber dónde vive mi próximo almuerzo. Mi pregunta es, yo que vivo en la ciudad, qué otras posibilidades tengo de mantener mi dieta de proteínas al día. He visto montones de ardillas en la Plaza Bolívar... ¿son comestibles? Y si lo son, ¿tienes alguna receta? Jaime Urbina, Caracas, Venezuela.

Publicado en El Sabelotodo

Mr. Bin Laden Va a Washington

OBRA EN UN ACTO

ACTO ÚNICO

Personajes: Osama Bin Laden, George Bush, Colin Powell y un enfermero musulmán

01 de Noviembre del 2004, 3:00 pm (Horas antes de las elecciones en EE.UU.)

Publicado en Editorial

¿Mujer o mujercita?

A mis tiernos 9 años, era yo una cosita de 1.20 m y unos 30 kilos. No había tía que se resistiera a mis cachetes y jugar a las muñecas con mis primas me dejó de parecer divertido, cuando la ropa del Bebé Querido me continuó sirviendo un año tras otro. En medio de este derrame de cuchura, el germen de la ironía empezó a formarse, tal vez como anticuerpo ante tanta miseria humana. Mi pobre madre, experta en la costura desde niña, pasaba sus momentos de ocio, ante su máquina, vistiéndome con cuanto modelito había, para hacer de su hijita la más bella de la piñata y del salón.

Publicado en Tedium Vitae

Breve historia del arte

Casi toda la historia del arte está llena de chismes e historias sobre las peleas entre artistas, con ellos mismos o con la gente de su época. En esta página les contaremos algunos de los menos conocidos y limitándonos a personajes y momentos altamente relevantes en la plástica y la arquitectura occidental. Las ausencias de muchas luminarias descollantes, así como de los grandes momentos del arte de Asia, África y América sólo se ha debido más a la falta de espacio, que a nuestro deseo de ocultar lo que la leyenda popular comenta sobre tan importantes obras y personajes.

Números sin sentido

Antes de que leas este editorial queremos felicitarte porque realmente eres un lector excepcional. De acuerdo a una encuesta realizada por una compañía encuestadora, -obviamente sin nada mejor que hacer- sólo el 2% de sus lectores leen los editoriales de periódicos y revistas. Esta información nos ha puesto a pensar si realmente es necesario tener un editorial en El Nuevo Cojo Ilustrado, porque además, según la misma encuesta, el 99% de los que leen los editoriales no leen el resto del periódico.

Publicado en Editorial
Página 1 de 7
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration