El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

ALCA: una esperanza que desune

El ALCA no resolverá la pobreza económica en que vive América Latina, pues se necesitan otros instrumentos que los patrocinadores están olvidando. Para Ibero América y en especial México es bueno seguir activando acuerdos comerciales internacionales, porque es bueno mantener una economía abierta, pero no coleccionar tratados a diestra y siniestra. Es bueno tener una visión estratégica y atender los problemas de infraestructura interna para aumentar las importaciones.

Publicado en Opinión

From that day...succeeded the scenes of blood and extermination until the horses of the north arrived to trample the smiling level fields of the beautiful valley of Mexico, and the degenerate descendants of William Penn came to insult the sepulchers of our fathers.

Ramón Alcaraz, "The Other Side"

Publicado en Historia

¿Hacia dónde vamos?

Por supuesto que la respuesta debería ser, a donde más nos convenga. Pero la cosa no va a ser tan fácil. Después del desastre económico de los años ochenta y noventa, América Latina vuelve a vérselas con las tentaciones de izquierda de los sesentas y setentas. La única diferencia entre entonces y ahora, es que en medio de un mundo menos bipolar, mantener la distancia del capitalismo es una opción valida. Si algo nos ha enseñado la historia, es que para el desarrollo de un sistema de libre mercado, se requiere de un orden social y político que de carecerse lleva inevitablemente al fracaso.

Publicado en Opinión

Cómete a un turista

Del tsunami de imágenes impactantes que, acerca del tsunami de verdad, nos inundaron los periódicos, la televisión e Internet, la que más me impresionó fue esta de dos bien cebados puercos pedófilos tomándo cerveza mientras disfrutaban del sol en la playa de Patong el día después de la catástrofe, los destructivos efectos evidentes al fondo, tras sus obscenas barrigas.

Publicado en Opinión

Muros para inmigrantes

La tierra se ha vuelto un lugar algo inhóspito. Aparecen por doquier claves de exclusión, a usted no le queremos aquí, pues nuestra riqueza y nuestro bienestar no es para compartir. La solución a la cual se han volcado nuestros dirigentes más capacitados es, lamentablemente, la opción más obvia e infantil: erigir muros más o menos desde el trópico de Cáncer hacia abajo.

Publicado en Opinión

Diálogos nocturnos con mariposas de papel

A las cuatro o cinco de la madrugada miran a los borrachos que trastabillando se tropiezan con sus cuerpos y que con el frío del amanecer los convierten en suplicios, descubriendo con la luz del nuevo día, su próxima jornada. La de madres cariñosas y responsables. Sin olvidar sus vidas nocturnas, por las mañanas llevan a sus hijos a las escuelas más cercanas del condado y regresan a sus hogares a dormir un poco tratando de poner fin a esa situación desesperada.

Publicado en Opinión

Distorsiones y destemplanzas

En días recientes un alud de acontecimientos de repercusión binacional se dieron entre Estados Unidos y México. Nacieron, crecieron y se distorsionaron... y ante ello, sea lo que sea, estamos. Nacieron cuando el Senado aprobó la Real ID que el gobierno mexicano considera poco diplomática.

Publicado en Opinión

Pandillas salvadoreñas se globalizan

Hace casi veinte años vi una película que si bien no me encandiló ni dejó pensando demasiado, tenía una particularidad: No había personajes bondadosos. Estaban los malos, los más malos, los malísimos y los innombrables.

Publicado en Opinión

El giro a la izquierda que está dándose en América Latina simplemente es intolerable para Estados Unidos y, George Bush ha instruido a los miembros del gabinete para que busquen la manera de parar "amigablemente" a Brasil, Argentina, Venezuela y Bolivia y por supuesto también a Cuba. ¿La razón? Que estos países han empezado a atreverse a ventilar públicamente sus discrepancias con la superpotencia y a manifestar resentimientos por los descuidos y atropellos de la diplomacia del garrote impuesta por Washington.

Publicado en Opinión

Vino por un amor y se quedó por otro

Sonrió cuando le enuncié la síntesis de su historia. —Mire que resultó simple mi vida, tantos años peleando para que usted me la resuma en una historia de dos amores.

—Discúlpeme Guadalupe, no quise lastimarla ni desmerecer todo lo que ha hecho, pero lo que yo hice fue ponerle un título a su historia.

—No se preocupe, está bien el título.

Hace nueve años que Guadalupe pisó suelo americano, tenía dieciocho años. Su personalidad práctica la hizo viajar sola.

Publicado en Nueva York
Página 1 de 2
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration