El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Sabía que la taza estaba en el mismo sitio donde la habías dejado, la borra era casi imperceptible, lo noté cuando la iba a lavar, y en ella había figuras que revelaban tu futuro. Las veía pero no podía leerlas, la infusión era muy clara para entender lo que predecía.

Publicado en Ficción
Escrito por
Leer más ...

Cuando me encontré a Satanás estaba sentado en el banco del parque. No parecía un mal tipo y con su impecable traje rojo miraba firmemente hacia el horizonte. Me le acerqué y le dije:

—Hey amigo, ¿se siente bien?

A lo que me respondió:

—Sí, muy bien, gracias. Es usted el primero que repara en mi persona —dijo— los demás parecen no verme.

—¡Qué extraño! —le dije— ¿O será que Ud. no existe? —bromeé.

—Ahora, en estos tiempos, está más que demostrado que existo —dijo.

Como le indagué acerca de su afirmación, procedió a explicarse.

Publicado en Ficción
Escrito por
Leer más ...

(Un hombre camina por la calle hacia su trabajo rápidamente con su maletín de trabajo en la mano)

Las 12 del día... Vuelvo a llegar tarde a la oficina... Hoy más que nunca. Seguro que me echan del trabajo... De hoy no paso. Han tenido hasta el detalle de llamarme a mi casa. ¡Vaya detalle! ¿Por qué llego tarde últimamente a todos los sitios? Ni siquiera salgo por las noches. No lo entiendo. Siempre me acuesto temprano, no me gustan las juergas, apenas salgo, no sé qué me pasa.

Publicado en Ficción
Escrito por
Leer más ...

Por undécima vez saqué punta a un lápiz mientras veía con ojos vidriosos el pedazo de papel que tenía frente a mí. No era fácil. Recordar, quiero decir. Había pensado en la historia por primera vez mientras me bamboleaba en el tren camino al trabajo, y para recordarla la escribí en la bolsa de papel que contenía mi desayuno. Iba parado, con un maletín en una mano y el desayuno en la otra, pero como pude saqué una pluma del bolsillo de la chaqueta y escribí palabras que me guiasen más tarde hacia la idea que tenía en la cabeza.

Fue inútil. Cuando las leí en la oficina no entendí absolutamente nada. Y mientras más leía el papel manchado de café, más extrañas y ajenas me parecían las palabras.

Publicado en Ficción
Escrito por
Leer más ...
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration