El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

Se nos escapó otro bastardo

Mientras los restos de Slobodan Milosevic eran enterrados en el patio de su casa en Serbia, miles de simpatizantes se reunieron en Belgrado para llorar al ex-presidente yugoslavo. Milosevic murió el 12 de marzo en su celda del Tribunal de Crímenes de Guerra de las Naciones Unidas en la Haya, donde se le seguía juicio por su participación en los conflictos en Croacia, Bosnia y Kosovo.

Publicado en Opinión

Desunión Europea

El 29 de mayo de este año se llevará a cabo en Francia el referéndum para decidir si la población acepta (votando "sí") o rechaza ("no") la nueva constitución europea. Aunque la indecisión revolotea alrededor del 30% de los consultados en los sondeos nacionales, lo cierto es que el "no" a la constitución se ha instalado como opción electoral en el electorado francés con hasta un 56% de rechazo en las últimas encuestas llevadas a cabo en Abril.

Publicado en Opinión

Superjueces y archivillanos

El viejo senador Pinochet, postrado en su lecho en aquella habitación de un hospital londinense, no daba crédito a sus oídos. ¿Realmente aquel funcionario de la embajada chilena en Londres le estaba diciendo: "Lo siento, excelencia, pero no va a poder salir del país. Scotland Yard tiene orden de arrestarlo mientras se resuelva una petición de extradición que pesa contra su excelencia".

Publicado en Opinión

No hay marcha en Madrid

Finalmente tocamos fondo. Ahí estaba yo, psicólogo graduado cuarto de la promoción de la U.C.V., estudiante del doctorando en Filosofía y escritor aficionado, y el Maiqui, A.K.A. Miguel Liendra, estudiante crónico de ingeniería desde hace diez años y aficionado a pequeños trabajos de supervivencia (mesonero, contrabandista de ropa desde Miami, ése tipo de cosas). En la acera de la calle madrileña, sin embargo, no estábamos solos en nuestra experiencia a la intemperie. A mi lado dormía una familia de la Europa del Este —Polonia o Lituania o qué sé yo— y el Maiqui estaba flanqueado por un borracho y otro perdedor homeless igual que nosotros, con la diferencia de que el pordiosero estaba solo y nosotros éramos dos.

Publicado en Narrativa
Página 3 de 3
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration