El Nuevo Cojo Ilustrado

A+ A A-

El Nuevo Cojo Ilustrado presenta su método científicamente comprobado para convertirte en un intelectual del cine. Pase de ser el idiota que cita películas de Adam Sandler, al intelectual misterioso e intenso que plebiscita la cinta insoportablemente mala "Holly Motors" como mejor película del año. En sólo cinco lecciones, usted aprenderá a tratar cualquier película basada en un cómic con desprecio, así como el manejo de claves semióticas incomprensibles destinadas a ridiculizar a su interlocutor ("¿No entendió Synedoche: New York? Claro, es que usted no entiende la deconstrucción hermenéutica vienesa de principios del siglo XX").

Publicado en Cine

Luego de anunciar las nominaciones para los Premios de la Academia el 31 de enero, un comentarista notó que "la gran mayoría de la películas que buscan el premio mayor provienen de fuera del sistema de los grandes estudios y todas están saturadas de mensajes sociales"; otro observó que "películas alternativas de bajo presupuesto dominaron" las nominaciones. Tomando en cuenta que el concepto que utiliza Hollywood para definir "bajo presupuesto" y "alternativa" puede ser un poco fuera de lo normal, esto no es del todo malo, ¿verdad?

Publicado en Cine

Diarios de la motocicleta

Antes de convertirse en el Némesis del capitalismo norteamericano, Ernesto Guevara de la Serna, alias "el Che", no era un adolescente muy diferente de todos los demás, con poco más en la cabeza que faldas y ganas de divertirse. Que es el caso de casi todos aquellos que han dejado una huella en la historia.

Publicado en Cine

On the Road: la decepción inevitable

Si bien el viaje puede ser una buena metáfora de la novela—que es un trayecto desde el inicio hasta su conclusión, punteado por distintas escalas y ocasionales momentos para pararse a contemplar el paisaje—la novela que lleva el viaje en el nombre, en el argumento y en el mito es, quizá, la que peor se aviene con tal metáfora. Porque On The Road (o En el camino o En la carretera, según las distintas traducciones hispanas) no es tanto una novela para recorrerla como para habitarla.

Publicado en Cine

Hace unos años, con sigilosidad reptilea llegó el anti-climático y sorprendentemente feo capítulo final de la Guerra Fría y se pudo observar—de todos los lugares—en la ceremonia de entrega de los Premios Oscar en Hollywood, California. Ahí se entregó un premio a la carrera del director de 89 años Elia Kazan, quien dio al mundo algunas de sus mejores películas; "On the Waterfront" y "Splendor in the Grass", para nombrar algunas. Sin embargo, Kazan es mejor conocido por ser la figura más importante de Hollywood en "nombrar nombres" en el Comité de Actividades Anti Americanas de los años cincuenta.

Publicado en Opinión

...Y si no, nos enfadamos

Lema: Los malos se enfadan... los buenos se enfadan... ¡todo el mundo se enfada! (más bien pleonástico y bastante reiterativo)

Argumento: Más o menos, el mismo que cualquier otra película del tándem Terence Hill/Bud Spencer: Dos simpáticos aventureros (aquí, corredores de carreras de bólidos), uno rubio, flaco e idealista y el otro gordo, práctico y gruñón. El flaco siempre le toma el pelo al gordo, pero ambos son amigos. Como quien no quiere la cosa, se cruzan en el camino de una banda de gángsters más bien ridículos, que amenazan a un grupo de buena gente sencilla (en esta ocasión, los trabajadores de una feria ambulante). A partir de ahí sigue mucha pelea a tortas sin muertos ni heridos, siempre amenizada por alguna pegadiza canción de Guido y Maurizio de Angelis.

Hollywood es el lobo: ¿lobo estás?

Busco sobre "The Grey" y me entero que costó 25 millones de dólares e involuntariamente me pongo a pensar que en esta película, el peor de los lobos, es Hollywood. Las bestias grises y enormes que persiguen a este grupo de hombres que han quedado a la buena de Dios en Alaska, luego de un accidente aéreo, son animalitos peludos e inquietos comparados a esta inmensa fábrica de "entretenimiento". Bien por su manera de crear películas insulsas en serie cuyo objetivo no es otro que distraer a un espectador que no quiere pensar, mantenerlo dormido, pendejo y sumiso; bien por su facilidad de meter en un carril de hierro a creadores, guionistas y directores para que se amolden a la creación de proyectos inocuos, repetidos y cursis, Hollywood se ha hecho un enemigo de la idea del cine como expresión artística, como herramienta de pensamiento. Hollywood es un lobo hambriento de dinero y tiene los colmillos bien afilados.

Publicado en Cine

King Kong (1976)

Lema: El evento cinematográfico más emocionante de todos los tiempos (modestos, los publicitarios).

Argumento: Una expedición petrolera, de la que forma parte una rubia cañón que no se sabe muy bien qué puñetas pinta allí, llega a una isla perdida. Petróleo no encuentran, pero sí un montón de nativos enfadados (debían tener noticias previas de cómo se las suelen gastar los petroleros con los nativos), algunos dinosaurios y un gorila de la talla XXXL que se lo quiere montar con la rubia, sin atender a diferencias de especie ni de tamaño. Y todos juntos se van a Nueva York a armarla muy gorda.

Yendo al grano, "Crash" de Paul Haggis, es un film decepcionante y manipulador que trata ineficazmente de pintar el estado de las relaciones raciales entre los residentes de los Estados Unidos. Haggis, quien sin ninguna duda pasará a la historia del cine por haber escrito uno de los mejores guiones de la historia con "Million Dollar Baby", lamentablemente falla al sentarse en la silla como director, y en Crash su trabajo está más en línea con el efectismo de su creación televisiva "Walker, Texas Ranger", que la excelente cadencia de la obra de Clint Eastwood.

Publicado en Cine

Sin licencia para manejar (1988)

LEMA: ¡A estos chicos se le fueron los frenos!

Argumento: Corey Haim es Les Anderson, un típico joven norteamericano obsedido (como todos) por sacarse la licencia para conducir. Dicha licencia no sólo le dará una excelente oportunidad de salir con Mercedes (Heather Graham), sino que le permitirá conducir el Cadillac del abuelo con su amigo Dean (Corey Feldman). Por supuesto que todo saldrá mal, con Les reprobando el examen y decidiendo robarse el carro por una noche. La aventura embarcará al joven en una carrera de improbabilidades, choques y líos con la policía.

Página 1 de 3
© Copyright 2003-2006 El Nuevo Cojo Ilustrado Media Llc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reescrito o redistribuido sin consentimiento del autor.

Entrar or Registrarse

LOG IN

Registrarse

User Registration